Un grupo de turistas visitaba una granja de cocodrilos y estaban en una estructura flotante en medio de un lago infectado de los temibles reptiles

0
29

El dueño de la granja gritó… ′′ Quien salte al agua y nade hasta el borde recibirá 10 millones, el silencio fue ensordecedor…

Nadie se atrevió a moverse. De repente, un hombre saltó al agua, fue perseguido por cocodrilos, pero con mucha suerte salió ileso, el propietario anunció: ′′Tenemos un gran ganador«.

Después de recibir su recompensa, el hombre y su esposa regresaron a la habitación de hotel. El hombre le dijo a su esposa: ′′ Yo no me tiré… ALGUIEN ME EMPUJÓ!!!

«Su esposa sonrió y dijo fríamente ′′ fui yo ′′ Moral de la historia: ′′ Detrás de cada hombre exitoso, siempre hay una mujer para dar un empujoncito»

¡Compártelo en tus redes!

Deja un comentario