Trucos para camuflar alimentos saludables

0
26

Existen diversos trucos para ‘esconder’ verduras en los platos

Lograr que los niños, y también los adultos, coman de todo, no siempre es sencillo, de hecho, es más bien difícil. ¿Cómo se soluciona? Usando trucos para camuflar alimentos saludables en los platos.

Generalmente, el caballo de batalla de todas las horas de comer con niños y no tan niños suelen ser las verduras. Tal vez la fruta o el pescado puedan dar algo de guerra, pero el verde siempre es el más problemático.

Además, las legumbres, los cereales y otros productos naturales se pueden sumar a estas batallas diarias. Entonces, ¿es imposible que la coman aquellas personas que no las soportan? Recordemos que son vitales para una dieta equilibrada y saludable.

Cómo poner en práctica trucos para camuflar alimentos saludables

Estos trucos para camuflar alimentos saludables no son infalibles, mucho ojo. Eso sí, posibilidades de éxito existen si se hacen bien. No obstante, hay niños y adultos que detectan el más mínimo sabor que no les cuadra, lo que hace muy difícil contentarlos, pero al menos debes intentarlo.

Una opción, según los especialistas, es probar con el dulce. A la mayoría de la gente le atrae postres como tartas o helados. Así que, aunque no sea la opción más saludable, existen verduras que se pueden aprovechar para hacer bizcochos y pasteles, como son la zanahoria o la calabaza. Por ello, en lugar de optar por una tarta de chocolate, prueba con estas verduras. Están ricas, dulces y apenas se nota que se está comiendo verdura.

Luego, encontramos otras opciones interesantes para ocultar verduras en los platos. Por ejemplo, puedes experimentar con combinaciones. Existen productos que parecen creados para ir perfectos con otros, como el brócoli y cierto tipo de olivas, la albahaca y el tomate, etc. Por tanto, para paladares exigentes, esta es muy buena opción.

También está la posibilidad de hacer salsas especiales. Por ejemplo, la carne suele ser del agrado de todo el mundo. Pero, para que sea más sana y se añadan verduras, se pueden crear salsas que se mezclen. Tal vez purés con otros productos. Puedes probar un puré de patatas con salchichas tipo Frankfurt, que combinan muy bien, o con chuletas de cerdo, que también quedan genial.

Por último, puedes presentar las verduras de forma divertida, creando dibujos, retratos, formas estrambóticas, etc. Es una posibilidad, aunque el sabor en sí no varía demasiado y no se combina con otros productos que sí gusten más, por lo que será más difícil tener un buen resultado, pero tal vez no imposible.

Fuente

Deja un comentario