¿Quiénes componen el llamado «Cuarteto de Normandía»?

0
47
Miembros representantes del Cuarteto de Normandía equivalente a los países de Alemania, Rusia, Francia y Ucrania.

Por Marcos Sánchez

markrumors@gmail.com

La Romana, R.D.- El pasado 1 de febrero del presente año, se realizó una reunión por 9 horas compuesta por los representantes del denominado «Cuarteto de Normandía» a los fines de dilucidar la situación existente en Donbás tomando como referencia los Acuerdos de Minsk, pero no se arribó a ningún puerto seguro porque la discrepancia entre las partes fue la gran protagonista.

Para comprender mejor el contexto de este artículo, usted quizás se habrá formulado las interrogantes ¿Quiénes o qué países conforman el Cuarteto de Normandía? y ¿Qué son los Acuerdos de Minsk?. Procedemos respectivamente, a explicarlos:

El Cuarteto de Normandía es un grupo diplomático compuesto por representantes de alto nivel de 4 países europeos: Alemania, Rusia, Ucrania y Francia. El 6 de junio de 2014 se reunieron a los fines de buscarle solución al conflicto bélico en el Este de Ucrania.

Se eligió esa fecha porque en 2014 se conmemoraban los 70 años de la Batalla de Normandía, conocida en lenguaje clave como «Operación Overlord». Ese histórico 6 de junio de 1944, se registró el cruce masivo de 160,000 soldados a través del canal de la Mancha de Inglaterra a Francia. Para finales de agosto, las tropas aliadas en suelo francés superaban los 3 millones.

Esa operación militar, que popularmente se le llamó también «Día D», quedó históricamente registrada como la responsable de la liberación de los territorios de Europa Occidental ocupados por la Alemania Nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Entonces, la fecha era más que significativa para que el Cuarteto de Normandía realizara tan esencial encuentro, pero todo se quedó en intenciones y diálogos sin nortes definidos porque no se llegó a un punto real del propósito y por eso se realizaron dos reuniones extras (16 y 17 de octubre en Milán, Italia) aprovechando la cumbre de Asia y Europa.

Ninguna de ambas terminó exitosamente provocando un tercer encuentro, ésta vez del 11 al 12 de febrero de 2015 en Minsk (Bielorrusia), de la cual surgió el «Acuerdo de Minsk II».

Entonces: ¿Qué es en sí el Acuerdo de Minsk?

El Acuerdo de Minsk, llamado también el Protocolo de Minsk, tiene como fin primordial el cese a la guerra en el este de Ucrania, firmado por representantes de Ucrania, la Federación Rusa, la República Popular de Donetsk (DNR) y la República Popular de Lugansk (LNR) el 5 de septiembre de 2014. Eventualmente se firmó tras maratónicos diálogos en Minsk con el respaldo de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

El Acuerdo de Minsk se vio matizado por múltiples intentos previos que perseguían detener los combates en la región de Donbás en el este de Ucrania e instauró de forma absoluta un alto el fuego inmediato. No obstante, eso no resultó ya que los enfrentamientos en la citada región (el Este de Ucrania) siguieron su curso.

Retomando el contexto original de nuestro artículo, la famosa reunión del pasado 1 de febrero, 2022 tampoco fue fructífera ya que la interpretación de los Acuerdos de Minsk no fue asimilada por ninguna de las partes.

El delegado ruso en las consultas de Berlín, Dmitri Kozak, jefe adjunto de la Administración presidencial rusa, expresó que Ucrania «se atrincheró» al ésta adoptar una posición inflexible respecto a superar los desacuerdos existentes.

Allí es donde Alemania y Francia muestran cierta dejadez en su accionar como parte esencial de los miembros participantes del Cuarteto de Normandía, dejando una sensación de posición estática.

Obviamente, la reacción francesa era inminente y es aquí cuando el portavoz francés, Gabriel Attal, opinó en nombre de su gobierno expresando que su país buscará todos los medios diplomáticos para solventar la crisis.

El panorama debe primar basándose en una real solución del conflicto, pero respetando lo acordado puesto que sin agenda común, no habrá entendimiento. La perspectiva que vemos es la clásica realidad de todo conflicto bélico: poder económico.

Si en 8 años no se han puesto de acuerdo, nos deja espacio para teorizar que existen intereses en tomar parte de un pastel que poderosos anhelan adquirir y es que el guión de este film incluye a Rusia y China por un lado apoyándose entre sí. Mientras que al otro extremo tenemos a la Unión Europea junto a Estados Unidos, buscando sus respectivas tajadas.

Deja un comentario