Niña boricua de 9 años se ahorca en El Bronx porque su madre le prohibió usar celular

0
0

NUEVA YORK._ Heaven Vega, una niña boricua de 9 años de edad, se ahorcó en su apartamento en El Bronx, después que su madre Jennifer, le dijo que era muy temprano el sábado en la mañana para ella usar el celular.

La niña boricua Heaven Vega, de 9 años de edad, se ahorcó el sábado en El Bronx porque su madre le prohibió usar el celular. (Foto fuente externa).

Vecinos de la familia confirmaron la versión a medios locales, y reaccionaron estupefactos por la trágica noticia.

La menor, fue encontrada muerta por su madre horrorizada en su habitación en el apartamento de la familia en el complejo de viviendas públicas Bronx River Houses poco antes del mediodía del sábado, dijo la policía.

Los investigadores dijeron que la niña se ahorcó con un cinturón con el que se colgó de la cama y se estranguló.

La niña y su madre discutieron por el uso del teléfono celular.

Zoraida Irizarry, una vecina de los Vega, dijo que la madre de la niña afectada por el dolor, ahora se está culpando por la tragedia.

“No puedo imaginar lo que la madre está pasando en este momento. Una amiga mía habló con Jennifer, y ella dijo que pensaba que era culpa suya”, añadió la vecina.

La madre angustiada llamó al 911 después de encontrar a su hija en la habitación, dijo una fuente. Uno de los hermanos de Heaven realizó RCP hasta que llegaron los paramédicos, dijo la fuente.

“Puedo escuchar lo que pasa en su apartamento a través de mi pared”, dijo Irizarry, quien vive también en el tercer piso.

“Ayer por la mañana, escuché a la hija mayor llamando a su hermana en un tono regular, y de repente su voz se volvió muy fuerte, y comenzó a gritar”, agregó.

La niña fue llevada al hospital Saint Barnabas, donde fue declarada muerta. No está claro si ella dejó una nota.

Los vecinos del edificio dijeron que Heaven era la menor de cuatro hermanos, y recordaron que todos los niños se sentaban en el pasillo pegados a sus teléfonos.

“No lo entiendo. Ella siempre tenía una sonrisa en su rostro. Siempre la veía feliz”, dijo Irizarry, de 59 años.

Ella dijo que toda la comunidad está en shock por el suicidio de la niña.

Por Miguel Cruz Tejada

Deja un comentario