Ni una más

0
12

Este lema, que en diferentes períodos ha servido de inspirador estandarte para poner términos a los desgarradores dramas de la violencia intrafamiliar y particularmente a los feminicidios, no ha podido lograr tan noble objetivo.

Pero el fracaso no ha sido este lema de múltiples campañas emprendidas durante años por distintas organizaciones sociales y medios de comunicación, sino la inconciencia y múltiples factores, entre los que se destaca la inacción de las autoridades.

Este último aspecto se puso penosamente de relieve nuevamente con el caso de la abogada asesinada en San Pedro de Macorís por su expareja, un empresario que la amenazaba incluso cuando guardaba prisión por una agresión anterior a puñaladas.

Tras salir de presidio sin cumplir la pena que ameritaba esa primera agresión, pues estuvo claro que el propósito desde ese entonces era quitarle la vida a la madre de sus tres hijos, el sujeto nunca desistió de sus mortales propósitos.

Como se ha comentado ampliamente a través de las redes sociales, cargadas de indignación e impotencia frente a este drama, la pena impuesta debió ser 30 años, pues las circunstancias y características del hecho fueron de una clara tentativa de asesinato.

Este crimen pudo haberse evitado si el Ministerio Público le hubiera ofrecido protección a la joven profesional, pues como señalan sus familiares, en vista de las continuas amenazas ella había pedido un auxilio que, inexplicablemente, nunca le brindaron.

Por esa razón sus estremecidos familiares, consternados por la tragedia, formularon fuertes críticas al Ministerio Público durante las honras fúnebres.

En las redes sociales también hay críticas a los fiscales y jueces que facilitaron que un potencial asesino y en permanente actitud de amenazas pudiera salir libre para seguir adelante con sus siniestros planes.

¿Por qué las autoridades no ofrecieron seguridad a esta abogada que vio tronchada su vida y su carrera de manera tan trágica, un episodio que deja en la orfandad a 3 niños, que estarán expuestos a frustraciones de todo género?

¿Por qué no se dio seguimiento a los pasos de este sujeto tan pronto salió de prisión y cómo, con sus antecedentes criminales, pudo obtener un arma de fuego con la que hizo los 4 disparos que segaron la vida de la abogada?

A propósito de este nuevo feminicidio, grupos de la sociedad civil organizan una manifestación contra la violencia de género frente a la Suprema Corte de Justicia este lunes 2 de septiembre, a las 6 de la tarde, con el lema no queremos una Anibel Más, ni que niños y niñas sufran esta tragedia.

El Ministerio Público está en la obligación de ofrecer una explicación de por qué no evitó este previsible feminicidio y explicar además, qué acciones tomará en serio para contrarrestar este torrente de crímenes, que del 2017 a la fecha le ha costado la vida a 226 mujeres. SIN

Descargue la APP de Quisqueya Informativa para dispositivos Android en la play store.

Deja un comentario