Leonel Fernández y Babe Ruth

0
5
Felix Quiñones

Después de la convención del 6 de octubre, el PLD ha quedado en la peor situación de su historia. Ahí se confirmó que no es verdad que ellos son tan serios como venían diciendo desde 1973. Son tramposos hasta con su propia gente. Imaginen ustedes cómo serán contra los que no somos de su partido.

Y a mí, que me gusta el béisbol tanto como la política, sólo se me ocurre comparar las carreras profesionales de dos “hall of famer”: El León de Villa Juana y El Sultán del Bateo. Leonel Fernández y Babe Ruth, dos estrellas en sus respectivas especialidades personales, tienen tanto paralelismo, que no se puede pasar por alto sus vidas.

Medina y su team, pensaban que Fernández no se atrevería a llevar el asunto hasta las últimas consecuencias y se equivocaron. Como dice el refrán, “el tiro les salió por la culata”. Creyeron que el León era un “fly al cátcher”, un “out” fácil; porque ya lo habían engañado mas de una vez y se sentían muy seguros.

La verdad es que, en lugar de un “fly” al cuadro, Leonel les soltó un “palo entre center y right”, como los que daba Babe Ruth cuando los estadios no tenían cerca. Hasta el Umpire anotaba. Y la prueba de que ese garrotazo les dolió tanto es que, desde entonces, el manager no se cansa de llorar, quejarse y amenazar.

Es mas, hasta yo mismo proclamé a los cuatro vientos, la imposibilidad de un rompimiento dentro del cuadro peledeísta. Pero es que nunca imaginé siquiera, que usaran sus armas letales en contra de su propia gente.

Por Dios, Leonel Fernández es el presidente del partido que fundó don Juan, a quien todos dicen seguir. Claro, eso dicen ellos, pero sabemos que: “muertos los ahijados, se acabaron los compadres”. El boschismo murió con Juan Bosch en el PLD.

Cuando el Bambino abandonó Boston -o mas bien, lo obligaron a salir, como al León- los Medias Rojas cayeron en una racha de perder, que les duró casi 90 años. Y se prevé que al PLD le suceda lo mismo, porque esa maldición le cae a todo el que sale de su “cuarto bate”, de su jugador estrella. Sobre todo, si es con malas mañas

Fue en el otoño de 1919, cuando el dueño de los Medias Rojas, tomó la decisión de “salir” del Bambino rompiendo su contrato y traspasándolo a los Yankees de Nueva York. Exactamente 100 años después, sucedió algo similar con El León, que hubo de fundar nuevo partido político y enfrentar a sus antiguos compañeros en la primavera del año siguiente.

Estas dos transacciones -una en la pelota y la otra en la política- son consideradas por los dominicanos, que se precian de conocer muy bien ambas disciplinas, como las mas absurdas y peores de la historia.

Y esto se entiende porque en la pelota -como dije antes- se generó “la maldición del Bambino” para Boston, mientras que, en la política, se decretó la salida del partido del poder. Aunque la maldición en este caso, se conocerá como “la desgracia fatal del PLD del 6 de octubre”.

La llegada de El Sultán a los Yankees fue tan memorable, que los “Mulos de Manhattan”, que jugaban en un estadio prestado, desde ese momento, iniciaron la construcción de su nueva casa, convirtiéndose en los temidos “Bombarderos del Bronx”.

En ese Yankees Stadium que El Bambino ayudó a edificar, se escribió mas de la mitad de la historia del béisbol, como en La Fuerza del Pueblo, se va a escribir la historia moderna de la política nacional. Estos dos hechos, al igual que los rieles del tren, corren paralelos en la vida de los dominicanos, fanáticos de la pelota y de la política.

Pero, así como hay grandes similitudes entre El Sultán y El León, también hay notables diferencias en sus vidas. Mientras El Bambino era reconocido porque “empinaba el codo” con frecuencia, al León de Villa Juana, se le conoce como “la eterna sobriedad”, pues nadie lo ha visto borracho jamás.

George Herman “Babe” Ruth Jr. murió -por desgracia- muy temprano, a los 53 años. Leonel Antonio Fernández Reyna, a esa misma edad, iba por su segundo mandato presidencial. Al León no le da ni gripe -Dios guarde- y luce como un “atleta de la tercera edad”, la edad de los presidentes.

Algunos de los records de Babe Ruth, ya han sido superados, pero, siempre por figuras estelares del béisbol: Roger Maris (61 homers en una temporada), Hank Aaron (755 homers de por vida). Mientras, Fernández ha sido el presidente mas joven y exitoso de la historia post trujillista. Al igual que Ruth, sus records no pueden ser superados por cualquier improvisado en la política o en la pelota.

El Bambino fue pitcher y cuarto bate, algo sumamente difícil en el béisbol. Pero él -al igual que Leonel- era un tipo excepcional. Bateador de poder y de promedio también, sin embargo, nunca pudo ser manager. A Leonel por su parte, se le conoce como magnifico orador, catedrático universitario, presidente, director de campaña, personaje internacional y analista político de envergadura.

Todavía hay mas similitudes entre estos dos gigantes, pero, eso lo trataremos en el futuro. Mientras tanto, los dejo con mi sentimiento mas profundo, que sé también es el sentir de la mayoría de los dominicanos en USA.

¡Se acabó el PLD y que bueno es!

Por Felix Quiñones

Descargue la App de Quisqueya Informativa para dispositivos Android en la play store.

Deja un comentario