La deficiencia física no impide a pastor anunciar el evangelio en regiones montañosas

0
0

Superando sus propios límites, Jose Benítez alcanza a los pueblos en las regiones montañosas de México.

El pastor mexicano José Benítez quedó imposibilitado de caminar tras recibir diagnóstico de poliomielitis, a los dos años de edad. Hasta hoy se mueve con un patinete adaptado, el cual empuja con las manos.



“Durante la mayor parte de mi vida usé ese patinete como mis pies. “Yo podría usar una silla de ruedas, pero sería más difícil para moverme”, explicó. Él no entiende la deficiencia como un obstáculo, sino como su condición de vida.

“Los surfistas disfrutan de la creación de Dios”

Pensando así, Benítez ha sido un gran ejemplo de fuerza y ​​superación en México. Él sale para predicar el Evangelio en las regiones más altas, en las montañas de La Laguna. Pero, estratégicamente, primero él llegó allí a través de su voz.




Predicando el Evangelio

El pastor tenía un programa de radio que llegaba a los lugares más remotos al Noroeste del país. Muchos oyeron hablar de Cristo por primera vez a través de su programa. Eusebia, por ejemplo, fue la primera en convertirse en cristiana en su aldea.

Después de algún tiempo, el número de fieles creció en aquella región, especialmente después de que Benítez empezó a hacer visitas personalmente. Todavía no hay iglesias establecidas en La Laguna, pero los estudios bíblicos son organizados por la propia Eusebia.

La jornada hasta las montañas es ingrime e irregular. Para subir al pastor necesita la ayuda de otros miembros de la iglesia que lo llevan en coche, pero a menudo acaban con sus neumáticos pegados por las piedras puntiagudas del camino.




“Todavía busco nuevos lugares para compartir la Palabra, para que cada niño pueda aprender sobre Dios. “Tenemos una misión y el mensaje se está extendiendo”, concluyó.

Créditos Gospel Prime

Deja un comentario