Joseíto Mateo, un ícono

0
11

Se apagó la voz de Joseíto Mateo, un ícono llamado “El Rey del Merengue”. Ha muerto para eternizar su figura en el arte nacional. Con 98 años, falleció por complicaciones de leucemia.

Fue un artista muy emblemático del ritmo dominicano, con una voz y un estilo inconfundibles. Igual lo denominaban “El Diablo Mateo”.

Fue, además, un ser de trato afable y generoso. Un hombre alegre que procuró siempre el lado agradable de la vida, optimista y entusiasta.

Podemos decir que la vida de Mateo fue el merengue y que vivirá para siempre en la historia del arte nacional. Por su edad, su muerte debe acogerse como algo natural y celebrar su legado, el que deja como parte del patrimonio cultural.

Por Persio Maldonado

Deja un comentario