Fernando Villalona dispuesto a realizar servicio militar en las calles: “para eso me preparé”

0
54
  • Habló además de sus tentaciones para regresar a las drogas, y cómo lo ha evitado

El cantante de merengue Fernando Villalona (El Mayimbe), respondió de forma contundente a quienes lo critican por obtener el rango de primer teniente del Ejército de República Dominicana (ERD), siendo artista.

En entrevista con la periodista dominicana Esperanza Ceballos para Univisión 41, el cantante afirmó que está listo para tomar las armas para defender la democracia y la soberanía.

“Lo que debe primar en la República Dominicana es la democracia y mantener la soberanía, pero más de ahí no te puedo contestar porque yo pertenezco a una institución de las Fuerzas Armadas del país”, ”, señaló Fernandito como le gusta que le llamen porque le hace sentir más “muchachito”.

Al ser cuestionado sobre el rango que posee en la institución contestó: “un tenientico, pero tenientico de los buenos”, agregó, aclarando que hasta ahora nunca ha tenido que estar en las calles.

“No necesariamente, pero sí estoy dispuesto para eso, si me llaman. I´m ready (estoy listo)”, dijo en referencia a su disposición de tomar las armas.

“Para eso me preparé”, sostuvo.

Explicó que puede combinar su compromiso con la milicia y la música, porque no se está presentando todos los días, “y uno debe hacer todos los días lo que ya uno aprendió”.

Drogadicción

Preguntado cuáles cosas de su pasado cambiaría, respondió que “nada”, porque lo peor que le pudo haber sucedido fueron las drogas.

“Yo, no tuve dinero hasta que salí de esa vida y me vine a dar cuenta de eso, a los 40 años”, relató Villalona.

“Pité por ahí pa bajo como dice y… cruz y raya”, sostuvo, agregando que en Nueva York hubo una persona que lo tentó con las drogas.

Contó que el hombre lo quiso probar, invitándolo a una sala en la que estaban ellos dos, sacó un billete de dólares lleno de esa maldición.

“Le dije: ‘qué pasa, yo no creo que tú me estás dando esto de verdad?”, añadió el merenguero.

“Él me pidió excusas”, dijo.

“Me liberé de la muerte y de la cárcel, pero seguiré siendo pobre, y eso, solamente lo puede manejar Dios ahora”, expresó.

Y concluyó diciendo que de sus merengues, el que más le gusta es “Sé que te perdí”.

También dijo que le gusta que lo llamen “Fernandito” porque lo hace sentirse más “chiquito” y que ha rebajado 40 libras. Fuente

¡Comparte esta noticia!

Deja un comentario