Estrellas no creen en nadie, su brillo es único en béisbol RD; Obispo salva el 11

0
26

SAN PEDRO DE MACORÍS, RD.- Las Estrellas Orientales están que no creen en nadie. Su brillo es único en la actual pelota otoño invernal de la República Dominicana.

Cualquier equipo que se le ponga en frente y lo desafíe, ¡sabe que pagará por ello!

La noche de este martes, los orientales superaron 3 carreras por 1 a los Leones del Escogido, en el encuentro batallado hasta las últimas instancias en el Estadio Tetelo Vargas, de la Sultana del Este.

Los paquidermos perdían 0-1 hasta entrar a la parte baja de la séptima entrada, cuando Junior Lake en una jugada arriesgada se robó el plato y anotó en carrera para el empate 1-1, la cual había sido decretada “out” por el árbitro pero en la revisión fue revertida la decisión a “safe”.

Lake se embasó por base por bolas del pitcher relevista de los rojos, Gerson Bautista, y avanzó a la antesala con el sencillo de Oscar González al prado derecho.

En el octavo, Jeremy Peña remolcó la vuelta de la ventaja (2-1) con doblete por el bosque central ante el relevista Rhiner Cruz para que anote Gustavo Núñez, tras embasarse por infiel hit a la 3B y se robó la segunda. Peña, luego cruzó la goma por elevado de sacrificio de Domingo Leyba al CF.

Los melenudos habían anotado en el cuarto episodio (1-0) en las piernas de Albert Pujols, quien pegó un tubey ante el abridor verde Radhamés Liz, y anotó por el error del intermedista Gustavo Núñez en rodado de Jimmy Paredes.

Con el triunfo, las Estrellas se afianzan en la primer posición, de la que no ceden un solo ápice, con marca de 17-10, con su tercer ganado al hilo, mientras que los escarlatas bajan al quinto lugar con 12-15, en el certamen que tiene en disputa la Copa BanReservas y está dedicado al general (r) Kalil Haché Malkum In Memoriam.

El lanzador ganador lo fue Ronel Blanco (3-0) en una actuación como relevista de 1.0 inning y dos ponches, y salvamento para Wirfin Obispo, el número 11 de la contienda, en un noveno dominante ante los Leones, con dos ponches.

Deja un comentario