El grupo sueco ABBA retorna al #1 con «Voyage» su décimo álbum de su carrera y primero en 40 años desde «The Visitors» lanzado en noviembre de 1981

0
95

Por Marcos Sánchez

markrumors@gmail.com

La Romana, R.D.- En reiterados estudios de la memoria se ha establecido que uno comienza a colectar recuerdos en un promedio de 3 años y 4 meses, aparte de situaciones muy especiales si se trata de recuerdos explícitos que son documentados con suma precisión producto de la llamada memoria episódica.

Abogando a ese hecho, el primer recuerdo que llega ipso facto a mi mente cuando escucho o leo el palíndromo ABBA, es la canción «Dancing Queen», original de agosto de 1976 del citado grupo sueco y primer sencillo extraido de su cuarto álbum «Arrival».

Tenía 4 años cuando se me quedó grabada esa melodía y para cuando ya era adolescente, escucharla era como si la conociera de toda una vida.

Hablar de ABBA es sinónimo de parte integral y esencial, de darle forma a la música Disco, a pesar de que su repertorio abarca Pop y Pop Rock.

La referencia al género musical Disco y citarlos es porque en pleno auge de ese tipo de música bailable, un puñado de sus temas eran hits en ambas parte del Atlántico. Canciones como «The Name of the Game», «Take a Chance on Me», «Voulez-Vous», «Knowing Me, Knowing You», «That’s Me» y «Money, Money, Money» definen perfectamente ese momento de ellos ser parte del movimiento Disco.

Para 1980 la música Disco ya había caducado, producto del evento cultural conocido como «Noche de Demolición de la Música Disco», escenificado el 12 de julio de 1979 en el estadio de béisbol Comiskey Park en Chicago, Illinois, Estados Unidos.

Dos figuras claves de ese acontecimiento jugaron um rol clave: Steve Dahl y Mike Veeck, éste último propietario múltiple de varios equipos de béisbol de Grandes Ligas y a su vez, promotor artístico.

Con la incitación incendiaria en voz de Dahl, se colocó una enormne caja llena de discos de vinilo de artistas del género Disco para literalmente, explotar los mismos dentro de la citada caja, como símbolo del entierro cultural de ese tipo de música.

Una vez ocurrió la detonación, se armó un pandemonio entre varios de los asistentes quienes habían asistido al estadio más por la acción que por la anunciada doble cartelera (de dos noches) entre los Chicago White Sox y los Detroit Tigers, motivados además por una agresiva publicidad que invitaba a todos aquellos que asitieran con un álbum de vinilo de cualquier grupo de música Disco, serían objeto de un enorme descuento en el precio de entrada al evento.

Se suspendió el juego por el mayúsculo desorden escenificado allí y con el mismo para inicio de 1980, ningún disc-jockey en emisora alguna de Estados Unidos, colocaba canciones alusivas al malogrado género musical sellando así en fin de la música Disco.

Parte en sí del hecho se debió a los latentes prejuicios raciales asociados a ese tipo de música, aparte de tildarla de motivadora a relaciones sexuales promiscuas y consumo de drogas. También el hecho de que el Rock había sido eclipsado totalmente, fueron parte esencial de la forzosa desaparición del Disco.

Para 1980 el grupo ABBA, que desde su irrupción poseía un amplio repertorio musical en los estilos Pop y Pop Rock, dejaron atrás el coqueteo con la música Disco y canciones como «The Winner Takes It All», «On and On and On», «Super Trouper», «Happy New Year», «Andante, Andante», «Lay All Your Love on Me», «One of Us», «When All Is Said and Done», «Head over Heels» y «The Visitors» estaban orientadas más a su fómula Pop original, por lo que ABBA no se encasilló como un grupo europeo de hizo música Disco. En realidad es mucho más de ahí.

Para cuando contábamos con 2 años, canciones como «Waterloo», «Honey, Honey», «Hasta Mañana», «People Need Love», «He Is Your Brother»,
«Ring Ring», «Another Town, Another Train», «I Am Just a Girl», «Love Isn’t Easy (But It Sure Is Hard Enough)», «Rock’n Roll Band» y «Nina, Pretty Ballerina» eran ya éxitos radiales conocidos de ellos y de privilegio televisivo, para unos cuantos porque varias de éstas tenían clips (extraidos de especiales en TV) que funcionaban para lo que a partir del nacimiento de MTV (1 de agosto de 1981, primer canal de 24 horas transmitiendo vídeos musicales), se conociera formalmente como vídeoclip.

Imposible dejar de citar el álbum «Gracias Por La Música» (abril de 1980) que fue expresamente grabado por el auge del grupo en Latino América y versionaron en Español una selección de sus hits más impactantes, incluida la eterna «Chiquitita».

Para noviembre de 1981, ABBA lanzaba el que fue hasta la actualidad su última grabación discográfica, «The Visitors».

Jamás volveron al ruedo musical y transcurrieron exactamente 40 años. Todos actualmente septuagenarios: Agnetha Fältskog, la rubia, cuenta con 71; Anni-Frid Lyngstadl, la del pelo castaño, tiene 75 y los varones Björn Ulvaeus, considerado el cerebro del grupo, tiene 76 y Benny Andersson, contabiliza 74 años.

ABBA decidió volver a los estudios discográficos y después de cuatro décadas lanzan su décimo álbum titulado «Voyage», que está disponible desde el pasado 5 de noviembre de este 2021.

Producido por Benny Andersson en los estilos Disco, Pop y Synth-pop, el álbum dio a aconocer ya los sencillos «I Still Have Faith in You»/»Don’t Shut Me Down» (doble sencillo) y «Just a Notion».

«Voyage» se fue directo al número uno en Australia, Francia, Alemania, Irlanda, Países Bajos, Noruega, Suecia y Reino Unido.

En éste último país, los ingleses dieron muestras de un respaldo neto ya que en apenas una semana, se vendieron allí 204.000 unidades convirtiéndose en el álbum de ventas más rápida de este 2021 hasta el momento.

El total de «Voyage» está compuesto por un 90% de copias físicas (incluidas 29,900 en vinilo), lo que lo convierte en el lanzamiento en ese formato, que mayor rapidez ha obtenido en ventas del siglo.

ABBA se coloca en un sitial muy privilegiado y poco usual en donde figuras de grandes ligas como The Beatles y Elvis Presley, han logrado hazañas de número uno por encima de 50 semanas en ese país.

Además, ABBA ahora con diez álbumes número 1, se ubica detrás de un reducido y selecto número de apenas otras siete figuras, que han marcado ese hito dentro de las listas del Reino Unido: The Beatles, Elvis, Rolling Stones, Robbie Williams, Madonna, Bruce Springsteen y David Bowie.

Si usted es contemporáneo de ABBA se sentirá igual de renovado como ellos. Si es de edad mediana, los recuerdos volverán con una sonrisa o alguna lágrima.

Si eres de una generación más actual, entonces accede a un poco de historia viva musical por parte de uno de los grupos más populares que hayan surgido debajo del sol.

Deja un comentario