El golpe de estado del 9 de junio de 1844

0
44

Por Manuel Otilio Pérez Pérez

La Junta Central Gubernativa era la institución que hasta el 9 de junio la mayoría había conocido como Gobierno desde la fundación de la República.

«El 18 Brumario dominicano, como llamó Saint Denys en recuerdo de los días napoleónicos, Duarte, Pérez, Joaquín Puello y sus compañeros más resueltos se reúnen en La Fuerza, donde están las tropas acuarteladas; ordenan la prisión de los principales afrancesados; Bobadilla y Caminero corren a ocultarse; Buenaventura Báez, Manuel Joaquín del Monte, Francisco Xavier Abreu y Francisco Ruiz se asilan en el Consulado Francés. Duarte y Puello a la cabeza de sus más ardientes partidarios se dirigen en actitud hostil al Palacio de la Junta Gubernativa y en nombre de las tropas y del pueblo imponen su autoridad en ella; expulsan de su seno a Bobadilla y al Dr. Caminero, y en el acto les sustituyen Pedro Alejandrino Pina y Juan Isidro Pérez, Sánchez asume la Presidencia y Pérez ocupa la Secretaría de la Corporación» (Emilio Rodríguez Demorizi, En torno a Duarte, Editora Taller, 1976, pág. 16).

Bobadilla y Caminero eran la legalidad en fuga. La sustitución del primero y del segundo por Juan Isidro Pérez y Pedro Alejandrino Pina careció de fundamento legal. Los forjadires del Golpe de mano solamente representaban la ilegalidad.

Los duartistas podían ser acusados de subvertidores del orden público, porque no tenían mandato de nadie para actuar de esa manera.

La premisa para justificar el Golpe de Estado del 9 de junio de 1844, queda desmentida cuando la Junta Central Gubernativa Presidida por el General Francisco del R. Sánchez se dirige por escrito al Cónsul de Francia en Santo Domingo el 12 de julio de 1844, solicitando protección francesa y dando a cambio la Bahía y Península de Samaná. Ese documento fue ratificado por el General Pedro Santana y su Estado Mayor, entre estos últimos estaba el General Antonio Duvergé. Hay que notar que Bobadilla no aparece en ese escenario.

Santana venía del Sur, hacia donde había ido desde antes del 19 de marzo y depuso al General Sánchez, según lo convenido entre éste y el Cónsul de Francia en Santo Domingo, señor Saint Denys, quien dice a su Gobierno: «…el General Sánchez, Presidente de la Junta, después de haber tenido conmigo una larga conferencia con respecto a la entrada del General Santana a Santo Domingo se dirigió inmediatamente a Baní cerca del General Santana, para presentarle sus cumplimientos y convenir con él los preparatuvos de su entrada a Santo Domingo. Todo se ha arreglado felizmente a satisfacción general». (Emilio Rodríguez Demorizi, Acerca de Francisco del R. Sánchez, Editora Taller, 1976, pág. 17).

El «afrancesamiento» de Tomás Bobadilla que inició el 8 de marzo, terminó el 1° de junio de 1844.

Deja un comentario