El COVID-19 continúa su expansión en Asia, con nuevos fallecidos

0
19

TEHERÁN.- El coronavirus continúa su expansión en Asia, donde hoy se anunciaron nuevas muertes en Irán, Japón y Corea del Sur, mientras que China, origen de la epidemia y el único país en el que los nuevos casos han bajado, el temor se centra ahora en que algunos pacientes dados de alta han vuelto a dar positivo, anunciaron hoy las autoridades sanitarias.

En Irán, el presidente, Hasán Rohaní, acusó a Estados Unidos de usar el coronavirus como “un arma” para propagar el miedo y detener la actividad económica del país, donde la cifra de fallecidos sigue levantado dudas, después de que algunos hayan acusado a Teherán de “maquillar” los datos.

CHINA

La situación sigue siendo grave en el foco inicial de Hubei, después de que en las últimas 24 horas se registraran en China 406 nuevos casos confirmados y 52 muertes, la inmensa mayoría de ellos en esa provincia, ya que en el resto del país solo se detectaron cinco nuevos casos y ninguna víctima mortal.

Estos datos suponen una caída del 20 por ciento en el crecimiento de los casos respecto al día anterior y del 27 por ciento en el número de muertes contabilizadas y los nuevos cinco casos fuera de Hubei representan el menor número de nuevos infectados desde el comienzo de la crisis.

El total de casos desde el inicio de la epidemia se eleva en toda China a 78.064 mientras que los fallecidos suman 2.715, según los últimos datos ofrecidos por la Comisión Nacional de Sanidad.

Casi 30.000 pacientes han sido dados de alta tras superar la enfermedad, aunque un dato conocido hoy en la provincia de Cantón – en el sur del país y la segunda más afectada por la epidemia – incrementó la alerta ante el potencial del todavía misterioso virus.

En torno al 14 por ciento de los pacientes que han sido dados de alta en esa provincia (lo que equivaldría a 112) han vuelto a dar positivo por coronavirus en los test realizados posteriormente, sin que haya conclusión clara todavía sobre por qué se ha producido y si esos pacientes pueden ser infecciosos.

IRÁN

En Irán, donde hoy se anunciaron cuatro nuevos fallecidos, el presidente, Hasán Rohaní, acusó a Estados Unidos de usar el coronavirus como “un arma” para propagar el miedo y detener la actividad económica del país, donde han muerto al menos 19 personas de COVID-19.

“El coronavirus no debe convertirse en un arma para que nuestros enemigos detengan el trabajo y la producción en nuestro país”, dijo el presidente en una reunión del Consejo de Ministros, donde denunció que Washington ha puesto en marcha “una conspiración” para propagar “un tremendo miedo” entre la población iraní.

Así respondió el régimen iraní a las declaraciones de la víspera del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, quien acusó a Irán de ocultar “la verdad” sobre la gravedad de la propagación de la enfermedad y advirtió de que esta “censura” puede “tener consecuencias mortales”.

Hay dudas de que las cifras de las autoridades iraníes (19 muertos de 139 contagiados) sean fiables debido a que el diputado de la ciudad de Qom, epicentro de la enfermedad en Irán, dijo hace dos días que en su urbe había al menos 50 fallecidos.

El hecho de que ayer el viceministro de Salud, Iraj Harirchi, informara en un vídeo de que también está contagiado, no ayuda tampoco a disipar los temores.

COREA DEL SUR

En Corea del Sur, las autoridades anunciaron hoy una nueva muerte, que eleva a 12 los fallecidos en el país, así como 284 nuevos casos, con lo que los contagios suman ya 1.261, aunque la inmensa mayoría de ellos siguen produciéndose en torno a la ciudad de Daegu, en el sureste del país.

De los nuevos casos, cifra récord desde que se detectó por primera vez el patógeno en el país, 235 corresponden a Daegu y a la circundante provincia de Gyeongsang del Norte, donde la secta religiosa Shincheonji ha sido el principal foco de infección.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades Contagiosas de Corea (KCDC) informó además de la duodécima muerte, la de un varón de 73 años miembro precisamente de Shincheonji que estaba ingresado en Daegu.

Precisamente la atención se centra ahora en ese culto cristiano que se ha convertido en principal foco de la enfermedad en el país: el 81 % de los 1.261 contagiados actuales residen en torno a la ciudad de Daegu (sureste), que en su barrio de Daemyeong acoge una sede de esta secta, un edificio de diez plantas considerado la zona cero de la propagación en la región.

JAPÓN

En Japón hoy se registró la primera muerte en la capital por el coronavirus, un hombre de unos 80 años, lo que eleva a tres las personas que han fallecido por el COVID-19 en Japón, además de cuatro pasajeros del crucero Diamond Princess, amarrado en Yokohama, al sur de Tokio, que quedaron infectados o con sospechas de contagio y que perecieron en fechas recientes.

El fallecimiento en Tokio fue confirmado por fuentes del Ministerio de Salud y se produjo el mismo día en que las autoridades de la prefectura de Hokkaido (norte) informaron sobre la muerte de otra persona de edad avanzada en Japón, donde hasta ahora las autoridades del Ministerio de Salud han contabilizado más de 160 personas contagiadas, además de unos 700 pasajeros o tripulantes del Diamond Princess

Además, hoy el Gobierno de Japón pidió que se aplacen durante dos semanas todos los actos deportivos o culturales masivos programados para estas fechas, como parte de las medidas para atajar la propagación del COVID-19, en medio de nuevas dudas sobre los Juegos Olímpicos.

“Este es un momento muy importante para acabar pronto con el brote infeccioso”, afirmó hoy el primer ministro nipón, Shinzo Abe, durante una reunión con el comité de emergencia contra la extensión del coronavirus.

FILIPINAS

El Departamento de Salud de Filipinas instó hoy, miércoles de ceniza, a rezar en casa para evitar contagios del nuevo coronavirus, después de que el rápido aumento de los casos de COVID-19 en Corea del Sur estén relacionados con un servicio religioso, ya que los católicos representan más del 80 % de la población de 106 millones de habitantes.

Filipinas ha confirmado tres casos de coronavirus dentro de su territorio, todos turistas chinos, pero 80 filipinos se contagiaron a bordo del crucero Diamond Princess que cumplió cuarentena en las costas de Japón.

IRAK

En Irak, el Gobierno está haciendo pruebas del coronavirus a 8.000 personas que han llegado en los últimos días provenientes de Irán, país con el que la nación árabe ha interrumpido los vuelos desde la semana pasada, y quiere establecer lugares de cuarentena en las fronteras en campamentos equipados con todo lo necesario”.

El país ha registrado hasta el momento seis casos de coronavirus, pero las autoridades son conscientes de que el número de enfermos puede crecer exponencialmente dada la intensa relación con Irán, desde donde llegan miles de peregrinos cada año para visitar los lugares sagrados chiíes en suelo iraquí. EFE

¡Comparte esta noticia!

Deja un comentario