Dominicanos rompen y Alto Manhattan recobra dinamismo antes de la apertura oficial de Nueva York en Pausa

0
69

NUEVA YORK._ Cientos de dominicanos del mercado informal y propietarios de negocios, rompieron desde el martes en la tarde con las restricciones de cierre del protocolo Nueva York en Pausa establecido por las autoridades estatales y municipales, y desde vendedores ambulantes hasta negocios que permanecían cerrados desde el comienzo de la propagación de la pandemia COVID-19, volvieron a las calles del Alto Manhattan, para reactivar la economía y el dinamismo del popular barrio dominicano de la ciudad.

Un recorrido hecho por este reportero por las principales arterias comerciales, entre estas, las avenidas Saint Nicholas, la calle Dickman y los puntos más efervescentes, fueron copadas por cientos de criollos, una gran parte de ellos guardando la distancia social y protegidos con máscaras y guantes, que se lanzaron ávidos, a comprar en las calles.

Pequeños restaurantes, tiendas de celulares de empresas como T-Mobile y Boost Mobile, barberías, salones de belleza, barberías, panaderías, fruteros, chucheros, tiendas de ropas, agencias de envíos de remesas y muchos otros establecimientos, reabrieron sus puertas, recordando en carteles y letreros digitales las restricciones de mantenerse a seis pies de distancia y la limitación de la cantidad de compradores en el interior, que depende del tamaño de los negocios.

Comidas, ropas, relojes, zapatos, frutas, verduras, víveres, máscaras, guantes, desinfectantes, prendas de fantasía, venenos para ratas y cucarachas, helados en guagüitas, refrescos naturales, frituras, chicharrones y muchas otras mercancías eran ofrecidas como de costumbre por los vendedores del mercado informal y los pequeños y medianos negocios, mientras los mensajes en letreros digitales del Departamento de Salud que se ven en toda la ciudad, a través del sistema NYC Link, siguen pidiendo respetar las regulaciones por la pandemia.

Filas de dominicanos y dominicanas, también se forman en las agencias de envíos de remesas que a pesar de la crisis, no se ha desactivado como se ha dicho en algunos medios internacionales.

Los transeúntes pusieron otra vez la febril actividad que es tradicional en las arterias comerciales del Alto Manhattan, en tanto, en el vecindario Inwood, una gran cantidad también de negocios volvieron a abrirse, con la ausencia del icónico restaurante – lounge 809, que fue cerrado permanentemente, según anunció en abril su propietario Cirilo Moronta, debido a la crisis económica.

Le puede interesar: Policía Nacional realiza operativo, con el objetivo de frenar el avance del Covid-19

Los taxistas dominicanos aunque en menor cantidad también se han mantenido en servicio, la mayoría con máscaras y guantes y otros, con una división plástica tradicional para protegerse del contagio.

Unos 15 taxistas murieron entre marzo y abril, víctimas del coronavirus y muchos otros permanecen entubados en cuidados intensivos en hospitales de la ciudad.

El activismo político también se ha mantenido a través de plataformas virtuales y la repartición en las calles de dominicanos solidarios continúa en gran parte del Alto Manhattan.

Los representantes legislativos de la comunidad, entre ellos el congresista Adriano Espaillat, mantienen sus actividades virtuales, incluyendo conferencias de prensa y agendas informativas sobre el desarrollo y el impacto de la pandemia.

Todavía se está a la espera de que las autoridades den a conocer las cifras oficiales de la cantidad de dominicanos y dominicanas muertos por COVID-19, por lo que se han ofrecido números especulativos basados en la ecuación demográfica de la diáspora en Nueva York.

Por Miguel Cruz Tejada

Para recibir las noticias de Quisqueya Informativa vía WhatsApp siga este enlace https://chat.whatsapp.com/JBxxNh7uxyuA6M1t920k6GSolo noticias. No Chat”.

¡Compártelo en tus redes!

Deja un comentario