DC Comics presenta a Jonathan Kent, el hijo de Clark Kent y Lois Lane, como el nuevo Superman quien además es homosexual

0
96


Por Marcos Sánchez

markrumors@gmail.com

La Romana, R.D.- Desde hace dilatado tiempo la editorial estadounidense de historietas de súper héroes, DC Comics, ha estado «revelando» las orientaciones sexuales de personajes claves de su extenso catálogo.

Antes de llamarse DC Comics, la empresa fue fundada en 1934 como National Allied Publicacions por el estadounidense Malcolm Wheeler-Nicholson.

Rápidamente fue un referente de lo que hoy conocemos como «paquitos» en lenguaje coloquial dominicano, lo que se llamaría viñetas y cómics para Latino América y EE.UU., respectivamente. A partir de 1937 se conoce formalmente como DC Comics hasta la actualidad.

Originalmente las historias contadas tenían como subterfugio impregnar los valores que representaban la sociedad estadounidense, proyectando relatos en donde prevalecía la justicia y por encima de cualquier cosa, el Sueño Americano.

El primer gran éxito de ventas globalmente fue la creación del considerado «Padre de los Súper Héroes», por ser el primero con características fantásticas que instantáneamente conectaron con los lectores más allá de las fronteras de EE.UU. y migró a otras culturas en otras lenguas.

Nos referimos a Superman, personaje acreditado a Jerry Siegel como su creador junto al artista del pincel Joe Shuster. Su debut data del 18 de abril de 1938 en el primer número de Action Comics #1 (con portada fechada de junio de 1938).

Los orígenes de Superman (llamado así al llegar a la Tierra) son extraterrestres. Sus padres eran ciudadanos del fatídico planeta Krypton: Jor-El, genio científico capaz de inventar y aplicar tecnología extremadamente avanzada; filósofo y mentor dotado, dotado de gran fuerza física, agilidad y velocidad, inmunidad a la kriptonita.

Su esposa Lara, era una experta en ciencia kryptoniana, además de ser una Astronauta altamente capacitada y mujer de excelentes habilidades de lucha.

Tras una fricción con el General Zod, el militar de mayor relevancia en Kryton, la pareja optó por exiliar al hijo de éstos, Kal-El y así evitar que pereciera ante la inminente destrucción del planeta. Paralelamente, fue exiliada también Kara Zor-El, quien eventualmente se conoció como Supergirl y además prima biológica de Superman.

Una vez en la Tierra, el infante Kal-El fue adoptado por los granjeros Jonathan y Martha Kent, orindos de la localidad ficticia de Smallville, en Kansas, EE.UU.

De ahí obtuvo el nombre terrestre de Clark Kent y antes de arribar a su adultez, fue bastante popular como Superboy. De adulto se hizo reportero y bajo esa profesión se ocultaba para proteger al mundo. En ese ámbito laboral conoció a la inquieta reportera Lois Lane con quien crearía un nexo sentimental hasta llegar a casarse.

Dentro de ese contexto, Clark y Lois (Luisa para Latino América), contrajeron nupcias en 1996 y para 2015, «nacía» el primer hijo de éstos a quien llamaron Jonathan, en honor a su abuelastro.
Similar a su padre Jonathan pasó un largo tiempo como Superboy hasta que su padre lo alentó a convertirse en su sucesor, el nuevo Superman.

Por razones de agenda global o no, en DC Comics, como citamos al inicio de éste artículo, tenían ya bastante tiempo «destapando» las orientaciones sexuales de sus personajes icónicos, pero no directamente, sino con allegados o familiares directos de éstos.

El pensar del lector (también el estilo de vida) actual ya no es el mismo de 1938 y similar a muchos relatos que los adaptan al momento sociopolítico de su creación y/o apogeo, le inyectan nuevas características al personaje y una de ellas es revelar que el hijo de Superman es homosexual.

Jonathan y Jay Nakamua se conocieron durante el infortunado intento del nuevo Superman de establecer una identidad secreta y asistir a la escuela secundaria.
Nakamua, un periodista en ciernes, conoció a los padres de Jonathan y quedó impresionado por Lois Lane. 

De allí surge la «conexión» e inician una aparente relación homosexual. Todo esto con el trasfondo de un Superman preocupado por el cambio climático, pendiente de emitir su pensamiento político y comprometido por preservar los mejores intereses del planeta.

Las reacciones serán diversas por lo espinoso del tema y es que en el pasado hubo controversias en el aspecto sexual de los personajes cuando se especuló de la relación entre Batman y Robin (por lo solitario del personaje) y rápidamente vincularon a Bruce Wayne con múltiples amoríos que incluyeron a Catwoman y hasta la Mujer Maravilla.

Imponer una idea no será siempre tarea fácil de materializar. Nada forzado funciona. Lo que se apuesta, quizás, es que no existe una decisión en nacer homosexual y se está invitando a quienes renieguen esa realidad a que la acepten como algo natural.

En tiempo récord veremos «orígenes ocultos» de nuestros personajes favoritos de historietas. Relatos que obedecerán a una idea según los cambios de este modo de vivir.

Realidad que a muchos les resulta difícil de digerir porque hay una especie de subterfugio de querer hacer entender que siempre ha sido así y no se hablaba de eso porque era un pecado.

El autor es Articulista, Escritor, Profesor Bilingüe, Locutor y Actor con experiencia escrita por más de 25 años en medios de la Región Este de República Dominicana.

Deja un comentario