Cristianos levantan la voz ante intento de prohibir la “terapia de conversión” en Reino Unido

0
12

Un grupo cristiano en el Reino Unido ha lanzado una campaña para crear conciencia sobre el intento del gobierno de prohibir la llamada terapia de conversión.

Si se aprueba, la medida podría evitar que los ministros oren por quienes enfrentan la atracción por personas del mismo sexo y su orientación sexual.

El movimiento «Let Us Oray» del Christian Institute dice que la prohibición de la terapia de conversión tiene como objetivo prohibir la oración, la predicación y el cuidado pastoral, pero no debería ser ilegal que las iglesias enseñen lo que creen.

«Queremos proteger la libertad de los cristianos para enseñar y practicar sus creencias», dice el sitio web del grupo. «Los cristianos creen en el matrimonio entre un hombre y una mujer como el único contexto para el sexo. Esta creencia es la corriente principal, se basa en la Biblia, es de larga data y no implica malicia hacia nadie».

La terapia de conversión es una frase utilizada por los defensores LGBTQ que dicen que la práctica es dañina para las personas y podría llevar a alguien a lastimarse o suicidarse.

El portavoz de Let Us Pray, Simon Calvert, dijo a GB News que apoyar la prohibición de la terapia de conversión se dirige esencialmente a «las creencias de las iglesias evangélicas y las personas que adoran en ellas».

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo a principios de este año que orar»Como el Gobierno dejó en claro en 2018 cuando asumimos por primera vez nuestro compromiso de poner fin a la terapia de conversión, continuaremos permitiendo que los adultos reciban el apoyo pastoral apropiado (incluida la oración), en iglesias y otros entornos religiosos, en la exploración de su orientación sexual o identidad de género «, escribió Johnson en una carta a la Alianza Evangélica. «Como usted, no quiero que el clero y los miembros de la iglesia sean criminalizados por actividades normales no coercitivas».

Pero Calvert dice que a la campaña Let Us Pray le preocupa que las demandas de los activistas LGBTQ puedan «llegar y afectar el trabajo ordinario de las iglesias».

«El mensaje de la iglesia es el ofrecimiento del perdón en Cristo, por lo que es absolutamente esencial para las iglesias evangélicas poder enseñar que cada ser humano es un pecador», explicó Calvert.

 por alguien que estaba explorando su identidad de género no sería criminalizado en ninguna prohibición de la terapia de conversión. Fuente

Deja un comentario