Cierran iglesia de Belén debido a temores por el coronavirus

0
10

Unas personas visitan la histórica Iglesia de la Natividad, en Belén, Cisjordania, el 5 de marzo de 2020. El recinto, donde los cristianos creen que nació Jesús, cerrará de forma indefinida como medida de precaución por el coronavirus. (AP Foto/Mahmoud Illean)

La Iglesia de la Natividad, ubicada en la ciudad bíblica de Belén y construida en el lugar donde los cristianos creen que nació Jesús, cerrará de forma indefinida debido a temores por el coronavirus, anunciaron el jueves autoridades palestinas.

El anuncio puso en evidencia las medidas adoptadas por los países en Oriente Medio para contener el avance la enfermedad COVID-19. En esta región, la concurrencia a los sitios sagrados se ha visto interrumpida debido a precauciones de salud.

Irán, epicentro del virus en la región, anunció el jueves el establecimiento de controles para limitar los desplazamientos entre las grandes ciudades e instó a los ciudadanos a reducir el uso de billetes para frenar el contagio del coronavirus, que ha matado a 107 personas en la República Islámica y unos 3.000 en el mundo.

El cierre de la iglesia de Belén se anunció tras la sospecha de que cuatro palestinos habrían contraído el coronavirus. Según un funcionario palestino, los cuatro dieron positivo por COVID-19, pero las pruebas fueron enviadas a Israel para verificar los resultados. El funcionario habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a discutir la situación con la prensa.

Si se confirman, serían los primeros casos de coronavirus en los territorios palestinos.

El avance del virus ha alterado casi toda actividad religiosa en Oriente Medio. Arabia Saudí prohibió los peregrinajes a La Meca, mientras que Irán canceló las plegarias del viernes en todas las ciudades importantes.

Las iglesias y los lugares de rezo en Belén estarán cerradas durante dos semanas, apuntó el Ministerio de Turismo palestino.

La Iglesia de la Natividad recibe a unos 10.000 turistas al día, de acuerdo con autoridades palestinas y se esperan muchos miles más durante la Semana Santa. Si para entonces siguen las medidas de precaución, el sector turístico de la zona se vería enormemente afectado.

“Estamos en el pico de la temporada”, dijo el vocero del ministro de turismo palestino Jeres Qumsiyeh. “Los turistas se están yendo y en días no habrá ninguno en la ciudad”.

Son las últimas consecuencias del brote en Oriente Medio, donde hay más de 3.740 casos confirmados de COVID-19, la enfermedad causada por el virus.

En Irán, el ministro de Salud, Saeed Namaki, anunció que las escuelas y universidades permanecerán cerradas hasta el Nowruz, el Año Nuevo Persa, que se celebra el 20 de marzo.

Emiratos Árabes Unidos aconsejó a sus ciudadanos y residentes no viajar al extranjero y aquellos que salgan serán puestos bajo cuarentena. Fuente

¡Comparte esta noticia!

Deja un comentario