Bodegueros dominicanos y otros países buscan vender marihuana medicinal y recreativa

0
0

NUEVA YORK._ Bodegueros dominicanos y de otros países, agrupados en la organización United Bodegas of America (UBA), buscan vender marihuana medicinal y recreativa, después que la legislatura estatal (senado y asamblea), controlada ahora por los demócratas, aprueben, como se espera, un proyecto de ley que legalizará la comercialización de hierba en el estado.

El activista Fernando Mateo y Rhadamés Rodríguez, presidente de UBA en la conferencia de prensa en la que los bodegueros pidieron que se les autorice la venta de marihuana medicinal y recreativa en sus negocios. (Foto fuente externa).
El activista dominicano Fernando Mateo, acompañado por los principales dirigentes del grupo de bodegueros, dijo en una conferencia de prensa ayer domingo en la mañana que esos comerciantes están pidiendo a las autoridades que les otorguen las licencias para expender la marihuana en sus bodegas, dispersas en toda la ciudad.

Los bodegueros dicen que están en capacidad de armar una red que podrá ofertar y vender la marihuana, tal como lo hacen con cervezas, cigarrillos y boletos de lotería.

“Los propietarios de bodegas son personas honestas y trabajadoras que emplean a más de 100,000 personas solo en el área de la ciudad de Nueva York. Merecemos participar en esta nueva oportunidad. Por décadas, hemos luchado contra personas que venden marihuana frente a nuestras tiendas», dijo Rhadamés Rodríguez, presidente de la UBA.

“Hemos visto a miles de personas arrestadas por vender marihuana frente a nuestros negocios. Nuestras rentas son muy altas, estamos altamente regulados, hemos tenido un gran golpe financiero con los salarios mínimos, el seguro sigue aumentando y nuestras comunidades no están creciendo», añadió Rodríguez.

«Los propietarios de bodegas necesitan mayores ingresos para sobrevivir, hemos pagado nuestras cuotas», señaló el presidente de UBA.

Mateo, sostuvo que las bodegas responsables y parte del programa Safe Haven deberían tener la oportunidad de proveerles un lugar local para comprar marihuana a las personas que eligen fumarla.

«La prohibición de la marihuana afecta más a las comunidades negras y latinas, por lo que primero debemos sacar provecho del empaque, la distribución y la venta de la hierba en nuestras bodegas», dijo Mateo.

Por Miguel Cruz Tejada

Deja un comentario